Una posible solución a los fallos cardíacos letales

Un equipo de la Universidad de Harvard y del Hospital Infantil de Boston ha desarrollado un funda robótica que puede ajustarse a un corazón enfermo y apretarlo suavemente para que siga bombeando.

De momento, esta funda sólo se ha probado en animales, y más concretamente, ha conseguido mejorar el flujo sanguíneo en cerdos. Este dispositivo imita los movimientos naturales del corazón, una estrategia para los tratamientos de siguiente generación para fallas cardíacas letales.

La clave es trenzar músculos artificiales en la delgada funda de silicón para que se contraiga y relaje en sincronía con el tejido cardíaco que se encuentra por debajo.

Es una estrategia sumamente diferente a las terapias actuales, y si eventualmente se prueba en humanos, podría ofrecer una nueva alternativa a los trasplantes de corazón o quizá incluso ayude en la recuperación.

A diferencia de los tradicionales dispositivos médicos rígidos, el uso de un dispositivo robótico suave permitió el diseño de una funda que pudiera acoplarse bien a las superficies irregulares del corazón. Se mueve gracias a músculos artificiales, un concepto desarrollado en la era de la poliomielitis que está siendo utilizado ahora en robótica. Las fundas son impulsadas por aire presurizado que tendría que ser contenido en una bomba en una mochila o en una pequeña bolsa atada alrededor de la cintura, de una manera muy parecida a las baterías que impulsan los actuales VAD.

Los investigadores han programado la funda robótica para que se mueva al mismo ritmo que el músculo cardíaco debilitado que rodea, pero fortaleciendo y optimizando cada latido. El dispositivo puede ser hecho a la medida para comprimir diferentes secciones del corazón.

Se desarrolla una funda robótica capaz de seguir bombeando corazones débiles

SGAR es una empresa formada por profesionales de la automatización y la robótica industrial con una clara orientación hacia la calidad, el servicio y buscando la satisfacción de nuestros clientes.

SGAR fue fundada en 2001 inicialmente estaba formada por un equipo reducido de técnicos con amplia experiencia. Con el tiempo SGAR ha evolucionado y crecido en alcance de actividades y volumen de trabajo. Para poder seguir manteniendo el alto nivel de servicio que nos caracteriza a nuestros clientes, se han ido formando diferentes equipos de trabajo especializados que han permitido y garantizado nuestro crecimiento. En este sentido, en SGAR nos gusta crear equipos de  trabajadores altamente cualificados, ingenieros mecánicos o industriales con clara vocación por la automatización industrial. Así, puede rellenar el siguiente formulario si está interesado en pertenecer a nuestro equipo.

Nuestro objetivo es ser referentes en Europa, y estar siempre actualizados en las últimas tecnologías para garantizar la mayor competitividad en el mercado de la automatización y la robótica industrial. Y aunque trabajamos en múltiples sectores estamos especializados en los sectores de automoción, de alimentación, de tratamiento de aguas y logístico.