Se desarrolla un insecto robótico por científicos de la Universidad de Varsovia

Científicos de la Universidad de Varsovia han desarrollado la primera abeja robótica capaz de llegar a polinizar una flor. Este dron miniaturizado podrá encontrar una flor, recoger su polen y transferirlo de la flor masculina a la flor femenina.  

Este insecto robótico ya ha sido probado con éxito en el campo y su capacidad de polinizar se ofrece como una «esperanzadora alternativa» para hacer frente a la reducción constante de la población mundial de abejas.

El robot polinizador «no pretende sustituir a los insectos, pero sí ayudar a su labor y complementarla», puntualiza este ingeniero, quien se niega a valorar quién es capaz de polinizar mejor, si las abejas reales o su dron.

Lo cierto es que este biodron no sólo ayuda a la naturaleza, sino que también lo hace de una manera inteligente, ya que se le puede programar para que se concentre en un área determinada y busque flores de un tipo concreto que polinizar, todo a través de un programa informático.

Agricultura de precisión

La Politécnica de Varsovia ha creado dos tipos de drones polinizadores, uno volador y otro terrestre, ambos armados con una especie de plumero que impregnan del polen que reparten luego entre otras flores.

El terrestre tiene más autonomía de trabajo y su batería es más duradera, «así que el agricultor puede retirarse tranquilamente a casa y dejar al dron trabajando hasta que regrese de manera autónoma a su fuente de energía».

Su creador afirma que estos robots pueden ser también utilizados para una «agricultura de precisión» como «dosificadores inteligentes» de fertilizantes, abonos o pesticidas, ya que se les puede programar para que depositen determinadas cantidades dependiendo del tipo de planta o de la ubicación.

Primera abeja robótica capaz de polinizar una flor

SGAR es una empresa formada por profesionales de la automatización y la robótica industrial con una clara orientación hacia la calidad, el servicio y buscando la satisfacción de nuestros clientes.

SGAR fue fundada en 2001 inicialmente estaba formada por un equipo reducido de técnicos con amplia experiencia. Con el tiempo SGAR ha evolucionado y crecido en alcance de actividades y volumen de trabajo. Para poder seguir manteniendo el alto nivel de servicio que nos caracteriza a nuestros clientes, se han ido formando diferentes equipos de trabajo especializados que han permitido y garantizado nuestro crecimiento. En este sentido, en SGAR nos gusta crear equipos de  trabajadores altamente cualificados, ingenieros mecánicos o industriales con clara vocación por la automatización industrial. Así, puede rellenar el siguiente formulario si está interesado en pertenecer a nuestro equipo.

Nuestro objetivo es ser referentes en Europa, y estar siempre actualizados en las últimas tecnologías para garantizar la mayor competitividad en el mercado de la automatización y la robótica industrial. Y aunque trabajamos en multiples sectores estamos especializados en los sectores de automoción, de alimentación, de tratamiento de aguas y logístico.