Podemos afirmar que la robótica va a ser uno de los sectores claves en creación de empleo y que, al mismo tiempo, vamos a ir presenciando una robotización notable en muchos sectores.

La logística como punta de lanza del desarrollo de la robótica

Si bien hasta ahora, los robots no han tenido un gran impacto en el sector logístico (un 80% de las instalaciones logísticas se manejan de forma todavía manual), se debe considerar que grandes empresas como es el caso de DHL, Amazon o Google están apostando por la innovación en sus procesos productivos a través de la inclusión de robots.

En este sentido subrayar el estudio realizado por DHL “Robotics in Logistics” que puede consultar  en el que la empresa informa sobre algunas de sus experiencias con robots y la utilización progresiva de dichos robots en las tareas de picking, embalaje, transporte de mercancías última milla, etc.

Otra de las empresas a la vanguardia en robótica es Amazon, que invirtió en su cadena logística en los robots conocidos como Kiva, encargados de complementar las tareas del personal en la recogida, empaquetamiento y envío de productos.

EU-material-handling

Estos casos evidencian que tal y como señala el estudio “Of Robots and Men-in logistics. Towards a confident visión of logistics 2025” (presentado por Roland Berger y que puede consultar (incluir pdf 2): la llegada masiva de robots en la logística no es cuestionable. La cuestión real es cuándo y cómo prepararse mejor para ello.

Muestra también este segundo estudio como en los próximos diez años unos 1,5 millones de trabajos podrán verse reemplazados por robots en la Eurozona.

Se baraja en el estudio que el coste de un robot de logística en menos de dos años será de unos 100.000 euros y su utilización supondrá una reducción de entre un 20 y un 40% en tareas, como el handling.

Estas tendencias en la logística supondrán una oportunidad para los empleados más cualificados y con formación tecnológica en detrimento de los profesionales menos creativos y dedicados a tareas más mecánicas.

Es un hecho que la evolución de la tecnología está yendo más rápido que la formación de los profesionales en campos tecnológicos, digitalización, robotización etc. Se hace necesaria la implementación de políticas de investigación y en este sentido IMF Business School apuesta por la educación y formación de profesionales que sean capaces de gestionar un entorno laboral cada vez más robotizado y digitalizado.